La limpieza y el cuidado de su piedra natural es cuidar de su inversión. Debe hacerse desde el primer momento y de forma constante.

Mantenimiento habitual
En función del uso, del tipo de agua y de las condiciones ambientales, la protección hidrófuga y oligo-repelente aplicada puede perder eficacia, por lo que recomendamos la aplicación periódica del tratamiento a base del detergente especial elegido y  de los protectores comentados anteriormente, cuando la piedra lo requiera.

Reparación de pequeños daños y eliminación de manchas y agresiones químicas
Existen en el mercado determinados kits de restauración de piedras para solucionar la mayoría de problemas ocasionados por el uso o la instalación como pequeños golpes o rayas, que llegaran a afectar la superficie, debidos al uso o instalación, manchas producidas por productos desincrustantes o ataques ácidos, y la pérdida general del aspecto inicial por mantenimiento inadecuado.

Mantenimiento específico para mármol pulido
Los mármoles pulidos pueden perder el brillo, total o parcialmente, con el paso del tiempo, especialmente en las zonas de contacto intensivo con el agua y los jabones. Si se mantiene adecuadamente con los detergentes neutros recomendados, este problema tardará más en aparecer, pero en cualquier caso podrá solucionarse con alguno de los kit de reparación disponibles en el mercado, aplicándolo sobre las zonas dañadas. Para casos muy severos puede ser recomendable un pulido profesional.

 


This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!